Ventajas de dejar de fumar: recuperar el gusto y el olfato

1095

Dejar de fumar

El tabaco es uno de los peores enemigos de nuestro organismo, perjudicando nuestra salud y nuestra belleza. Dejar de fumar tiene muchísimas ventajas, entre ellas mejora tu salud, sobre todo tu sistema cardiovascular, previene los infartos, el riesgo de contraer múltiples cánceres y recuperamos los sentidos del gusto y el olfato.

¿Por qué se recuperan el sentido del gusto y del olfato cuando dejamos de fumar? Al dejar de fumar se recupera totalmente la respiración, función a través de la cual funcionan los sentidos del gusto y el olfato, que se recuperan a los pocos días de dejar de fumar.

Al dejar de fumar recobramos el sentido del gusto, ya que el tabaco impide que llegue la sangre suficiente a las papilas gustativas conocidas científicamente como fungiform papillae. Estas papilas están repartidas por toda nuestra lengua y especialmente en la punta, donde se perciben los sabores dulces, por lo que estas no podrán reconocer correctamente los sabores.

Sin el sentido del gusto no disfrutaremos tanto de las comidas si no podemos saborear los alimentos correctamente, especialmente los dulces, lo que nos impidirá sentirnos totalmente satisfechos y saciados después de una comida. Cuando comemos también saboreamos los alimentos por su aroma, que se expande en nuestra boca y lo percibe nuestra nariz, por lo que gusto y olfato están íntimamente ligados.

El tabaco también perjudica nuestro sentido del olfato, que también interviene en el sentido del gusto, por ello cuando estamos resfriados y tenemos la nariz taponada no podemos percibir los sabores. También nos tapamos la nariz cuando queremos tragar un medicamento que no nos gusta, pues los sabores se reconocen primero con el olfato, por lo que con la nariz tapada no percibimos cuando un alimento es dulce o amargo.

El olfato nos permite disfrutar de la comida no solo oliéndola, sino recibiendo sus olores en la nariz y en la boca cuando la ingerimos, haciéndonos disfrutar al 100% de los alimentos. Los olores de los alimentos también nos indican cuando están maduros o en mal estado.

Estos sentidos no sólo son muy importantes para tener una alimentación plena y satisfactoria, sino que su pérdida perjudica a numerosas profesiones en las que se necesitan estos sentidos para llevarlas a cabo, como los cocineros, pasteleros, bomberos, personal de seguridad, perfumistas, enólogos y catadores, etc.

Si lo que temes es que al dejar de fumar puedas coger unos kilos de más, en LibroDieta te enseñamos las claves para eliminar los malos hábitos y aprendas a vivir de forma saludable.

1 Comentario

Dejar respuesta