correr en la montania

Salir a correr por la montaña, todo un reto

correr en la montania

Está claro que  las afueras de la ciudad, a través del paseo marítimo o a lo largo de grandes urbanizaciones suelen ser los principales puntos de recorrido para todos aquellos que salen a correr, practicar running o jogging. Lugares adecuados para todos aquellos que viven en la ciudad o cerca de ella, pero que desde luego, quedan bien lejos para los que viven en la montaña.

Practicar deporte cuando estás en la montaña puede hacer que escapes de la rutina. No todo es asfalto llano o suave césped de parque… sino que en ocasiones, es todo lo contrario: piedras en la carretera, desniveles importantes, mucho polvo en verano, inclinaciones tremendas del terreno… ¿cómo salir a correr por la montaña? ¡Buena pregunta!

corriendo en la montaña 2

Es interesante comprender que para salir a correr por la montaña, debemos adoptar una mentalidad algo diferente a la habitual. Para muchos el objetivo principal puede centrarse en simplemente acabar sano y salvo. Suena algo radical, pero… ¡no tan lejos de la realidad! Hay que tener mucho más cuidado con las articulaciones y sobre todo, con los pies. Sin embargo no es algo imposible y salir a correr en la montaña es tan sano como correr en cualquier otro lugar.

Consejos para principiantes

Las zapatillas deportivas deben son siempre la mejor opción para practicar running, ya sea sobre asfalto, césped, o en montaña. En terrenos abruptos puede notarse mucho el terreno y especialmente con la planta del pie. A pesar de que con unas botas de montaña el recorrido puede ser mucho más suave, no es el calzado adecuado para practicar running. Por ende, y aunque pueda llegar a ser algo incómodo al principio, las zapatillas deportivas son la elección adecuada.

Por otro lado, si te encuentras en una zona de terrenos con grandes desniveles, puedes probar siempre a correr en las cuestas ascendentes y bajar el ritmo en pendiente descendiente. Cuidarás más las articulaciones y disminuirás el riesgo de lesión. Lo adecuado es encontrar un buen espacio donde el terreno esté más o menos nivelado, al menos para empezar a salir a correr por la montaña. Los grandes desniveles son todo un reto… ¡pero no para principiantes!

Deja un comentario