Propiedades del Té verde

228

te verde

El té verde es una de las bebidas más consumidas en el mundo y se ha usado desde hace miles de años como medicina natural en China, pues es uno de los tés con más propiedades beneficiosas para la salud.

Como ya sabemos el ayuda en dietas a adelgazar más rápido, ya que contiene teína, de efectos similares a la cafeína que actúa como energizante y acelera el metabolismo basal, haciendo que quememos más calorías y contribuyendo a eliminar las reservas de grasa. Pero además de ser una infusión adelgazante, es una de las infusiones más antioxidantes y con mayores propiedades antienvejecimiento y anticancerígenas.

El té verde es muy energizante, actuando como termogénico al estimular el sistema nervioso y el metabolismo, por lo que no se recomienda tomarlo a partir de la merienda. Combate la fatiga, el cansancio, la somnolencia y la migraña al ser un estimulante tanto del cuerpo como de la mente.

Es un gran aliado de nuestra silueta porque no nos aporta calorías si lo tomamos sin azúcar, además de ser muy diurético y depurativo, ayudándonos a eliminar líquidos y toxinas.

Es rico en polifenoles, agentes antioxidantes que bloquean la actuación de los radicales libres, previniendo el envejecimiento celular, la aparición de enfermedades degenerativas y el cáncer. Los polifenoles también protegen las articulaciones y reducen el dolor producido por la artritis. Además ayudan en la pérdida de grasa e incluso disuelven los trigliricéridos del hígado y los intestinos.

Otro de sus potentes antioxidantes son los flavonoides, conocidos como vitamina P, que ayudan en la absorción de la vitamina C. La epicatequina es un tipo de flavonoide que protege el cerebro de las enfermedades mentales como la demencia, el alzheimer y el parkinson. Otro de sus flavonoides son las catequinas, que limitan la absorción de las grasas en el intestino, favorecen la formación de colesterol bueno y disminuyen el colesterol malo mejorando la hipercolesterolemia.

Nos aporta teobromina, que actúa como diurético, vasodilatador y estimulante cardíaco, ayudando en casos de arteriosclerosis.  El té verde actúa también como broncodilatador, ayudando en casos de problemas bronquiales como la bronquitis, el espasmo bronquial y el enfisema.

Al cotener fluor disminuye la placa bacteriana actuándo como anticaries y protector de las encias, por lo que incluso se usa como ingrediente de pastas de dientes.

No hay comentarios

Dejar respuesta