Propiedades del ajo

Ajo

El ajo es una hortaliza familia de la cebolla muy presente en la dieta mediterránea. Se ha considerado desde siempre un alimento medicinal, pues se ha demostrado que sus numerosos nutrientes beneficiosos para la salud le otorgan propiedades que mejoran y previenen muchas enfermedades.

Contiene una gran cantidad de antioxidantes, encargados de bloquear la actuación de los radicales libres responsables de el envejecimiento celular y la aparición de enfermedades degenerativas, tumores y cáncer.Entre los numerosos nutrientes beneficiosos del ajo encontramos aliina, alinasa, alicina, betacarotenos, ácido oleanólico, ácido caféico, ácido ferúlico, linalool, S allyl-sisteina, saponina, adenosina, aceites esenciales (garlicina y sulfóxido de alilcisteina), minerales (azufre, hierro, fósforo, sílice, potasio, selenio, zinc, magnesio, manganeso y yodo), y vitaminas (A, B1,B2, B3, B6, y C ).

Todos estos nutrientes le atribuyen propiedades antibióticas, fungicidas y bactericidas, evitando la acción de los parásitos, hongos, microbios y virus. Además estimula la producción de globulos blancos reforzando nuestras defensas. Por ello se dice que tomando un ajo al día nunca se cogerán enfermedades.

El ajo se considera un gran aliado del corazón por sus propiedades para mejorar la circulación sanguínea, ayudando a personas con enfermedades cardiovasculares como la hipertensión y la arterioesclerosis, ya que regula la tensión sanguínea y facilita la distensión de las arterias, desbloqueándolas y limpiándolas de colesterol malo (LDL). Su acción antiséptica y antiinflamatoria, alivia y previene los dolores provocados por dolencias como la artritis o el reuma.

Incrementa el nivel de insulina en sangre, ayudando a personas con diabetes a reducir los niveles de azúcar de la sangre, e incrementa también el nivel de serotonina en el cerebro, ayudando a personas que padecen de estres o depresión.

Tradicionalmente se ha usado para combatir la tos, la bronquitis y la ronquera por sus propiedades expectorantes. Vía tópica se usa como desinfectante para curar las verrugas e infecciones de la piel. Para inhibir el veneno de abejas, mosquitos y escorpiones, se aplica de forma externa.

La mejor manera de beneficiarnos de todas las propiedades del ajo será tomándolo en crudo, pues es como más nutrientes conserva. Para evitar el excesivo olor del ajo debemos lavarnos los dientes y enjuagarnos la boca después de tomarlo y si aun así sigue oliendo, podemos tomar un zumo de limón, enjuagarnos la boca con bicarbonato sódico o masticar perejil, menta o hinojo.

Deja un comentario