Spinning

Primeros pasos en el spinning

El spinning es un ejercicio muy similar al que realizamos cuando montamos en bicicleta, un ejercicio aeróbico que nos permite entrenar casi todos los músculos de nuestras piernas y glúteos.

Se trata de uno de los ejercicios más completos para mejorar nuestra figura. De esta manera, si queremos realizar un ejercicio cardiovascular o calentamiento, pedalearemos a una intensidad media y ritmo constante, pero si lo que quieres es tonificar, intensificaremos la velocidad de pedaleo y descansaremos cuando nuestras piernas nos lo pidan. Además, puedes pedalear sentado o introducir intervalos de pedaleao mientras mantenienes el trasero en alto, dándole mucha más intensidad a la zona de los gluteos.

Para realizar correctamente la técnica del spinning debemos ajustar el sillín de la bicicleta a la altura de la cadera, y tener en cuenta que el manillar no se diferencie de esta altura para evitar malas posturas.

También evita inclinarte hacia delante o hacia atrás y ajusta la dureza del pedaleo para no sobrecargar las rodillas. Y en cuanto a la ropa, debemos utilizar prendas ajustadas para evitar que se enganchen a la bicicleta.

Apúntate al spinning

En los gimnasios se ofrecen las clases de spinning -también conocido como indoor cycling– en grupo dirigidas por un monitor, que según la música nos invitará a ir cambiando de más o menos intensidad el ejercicio, según los ritmos de las canciones.

Una de las últimas novedades en este deporte ha sido llevarlo al medio acuático. El ya conocido como aquaspinning se realiza igual que el spinning, pero dentro de una piscina donde el agua nos cubrirá de cintura para abajo, dándole al ejercicio mucha más intensidad para poder tonificarnos. Al mismo tiempo que previenes posibles lesiones sobre las articulaciones y músculos, dado que el ejercicio se realiza bajo el agua.

Deja un comentario