Los buenos hábitos mejoran la fertilidad

35

Fertilidad

Los buenos hábitos alimentarios sientan bien a tu salud y a tu cuerpo, tanto que incluso la fertilidad se ve favorecida por un estilo de vida saludable. Tanto en mujeres como en hombres se ha demostrado que un estilo de vida saludable mejora la fertilidad: en las mujeres aumenta la posibilidad de fecundación y de un buen embarazo y concepción, y en los hombres mejora la calidad del semen.

Conoce las sustancias que dificultan la fecundidad y los nutrientes y hábitos que ayudan a mejorar la fertilidad.

Hoy día la infertilidad y la dificultad de lograr el embarazo es cada vez algo más común, no solo porque las parejas deciden ser padres cada vez más tarde, sino por los diversos factores que afectan a nuestra fertilidad de una forma importante y debemos de tener siempre en cuenta.

Las sustancias que disminuyen la fertilidad en mujeres y hombres además de favorecer los embarazos no viables serán siempre las sustancias tóxicas procedentes del tabaco, la marihuana, el alcohol e incluso la contaminación, y un consumo excesivo de grasas y cafeína.

La mala alimentación también influye de forma importante, especialmente las dietas pobres que nos aporten déficit de calorías o nutrientes perjudican nuestra fertilidad hasta el punto de incrementar el riesgo de padecer infertilidad si se siguen a largo plazo.

También se ha demostrado que el exceso de grasa en la dieta junto con un escaso consumo de alimentos vegetales disminuye la calidad del esperma. Por lo tanto se debe reducir el consumo excesivo de carnes y de alimentos grasos y aumentar la cantidad de cereales, frutas y verduras en nuestra alimentación diaria.

Para mejorar la fertilidad y lograr el éxito de los embarazos los buenos hábitos son muy importantes, empezando por una alimentación saludable. Se necesitan especialmente vitaminas A, D, E, C y ácido fólico que encontramos sobretodo en leche, cereales, frutas y verduras. Los nutrientes antioxidantes como las vitaminas A, B12, C y E, el selenio y la carnitina que se encuentran sobre todo en frutas y verduras contribuyen a mejorar la capacidad reproductiva en hombres y mujeres.

Entre los hábitos de vida saludables también se incluye practicar deporte regularmente que ayuda a mejorar la capacidad cardiovascular, ayudándo al corazón, a la circulación y en general a mejorar la esperanza de vida.

No hay comentarios

Dejar respuesta