Los beneficios de practicar el método pilates

36

El pilates es un deporte recomendado para todo el mundo, convirtiédose rápidamente en casi una forma de vida para quien lo practica, ya que cada vez que lo realizamos entrenamos a la vez cuerpo y mente.

Nació a principios del siglo XX gracias al alemán Joshep Hubertus Pilates, quien lo puso en práctica por primera vez, ayudando a los enfermos de la Primera Guerra Mundial a realizar ejercicios para mejorar la rehabilitación de éstos.

Por ello es un ejercicio muy recomendado por fisioterapeutas de todo el mundo, tanto, que es muy usado en terapias de rehabilitación. Está probado que la práctica del método pilates, a parte de ejercitar y tonificar nuestros músculos, ayuda sobre todo a nuestra columna vertebral, dandole más resistencia y flexibilidad, corrigiendo malas posturas y aliviando notablemente las lesiones y dolores de espalda.

Hoy día el pilates ya se ofrece en casi todos los gimnasios, y aunque existen múltiples métodos para realizarlo, básicamente se engloban en dos tipos: pilates en suelo, y pilates con máquinas.

El pilates en el suelo se realiza sobre una colchoneta, en la que realizaremos los ejercicios que nuestro monitor nos vaya explicando, siguiendo sus consejos para controlar el equilibrio y la respiración a la vez que nos flexionamos y así sacar el máximo partido a los ejercicios. Una vez tengamos controlados los ejercicios básicos del método pilates añadiremos accesorios para intensificar el trabajo de los músculos, como un aro flexible, una banda elástica, una pelota o el bosu, que es una semiesfera.

No olvides que cualquiera puede realizar pilates, desde niños a ancianos, sólo tienes que apuntarte a la revolución pilates para sentirte en armonía con tu cuerpo y mente.

No hay comentarios

Dejar respuesta