Líbrate del estreñimiento con estos útiles consejos

14

estrenimiento

El estreñimiento es un problema bastante común en la mayoría de las personas, y más hoy día, con nuestro estresante modo de vida y los malos hábitos alimenticios que contribuyen al mal funcionamiento de nuestro organismo.

Cuando nuestros intestinos se mueven menos de lo que deberían, solemos ir menos al baño, y nos cuesta más defecar, causando dolor abdominal, irritaciones en el ano, e incluso puede causarnos hemorroides y cáncer cuando el estreñimiento se vuelve crónico.

Para poder ir cada día al baño de forma regular, debemos cambiar nuestros habitos alimenticios, pues esta falta de movimiento intestinal se produce  principalmente por tener una vida sedentaria con falta de ejercicio, líquidos y fibra. En las mujeres por ejemplo suele ser mucho más común, ya que durante el embarazo y la menopausia suele aparecer el estreñimiento con frecuencia.

Se recomienda para evitar el estreñimiento realizar ejercicio diario, como caminar durante por lo menos media hora al día, beber mucho líquido, comer despacio y siempre a la misma hora, reducir nuestro consumo de carne y añadir alimentos ricos en fibra a nuestra dieta.

Los alimentos más recomendados para combatir el estreñimiento son:

Frutas: cítricos, ciruelas secas, higos, kiwi, piña, sandía, pera, manzana, durazno, papaya, aguacate y mango.

Verduras: col, lechuga, espárragos, berenjenas, remolacha, zanahoria, alcachofa, espinaca, tomate, calabaza, pimiento y pepino.

Legumbres: guisantes, soja, habas y habichuelas.

Cereales: avena, cebada, salvado, y el pan, arroces y pastas preferiblemente integrales.

Infusiones: digestivas y laxantes como la manzanilla, hinojo, genciana u ortiga.

Aceites: de oliva o de linaza.

Infusiones: las infusiones digestivas y laxantes ayudan de forma natural a mejorar los movimientos intestinales.

Añade estos alimentos a tu dieta cada día y notarás que tu intestino vuelve a moverse normalmente, para ayudarlo masajea el abdomen dando círculos sobre la superficie con las manos o el agua de la ducha por ejemplo para favorecer el movimiento.

No hay comentarios

Dejar respuesta