Las propiedades saciantes del glucomanano

56

El glucomanano se extrae de las raíces de una planta llamada konjac, originaria de Asia. Estas raíces se usaban desde el Siglo IX en Japón para preparar un alimento tradicional, el “Konnyaku”, muy famoso por sus beneficios para la salud.

Actualmente el activo de la raíz del konjac lo encontramos en cápsulas de glucomanano, muy recomendadas como suplemento en dietas, ya que tiene la capacidad de absorber más de 100 veces su volumen de agua, formando en el estómago un gel denso no calórico que el organismo no asimila.

Produce un efecto saciante ya que llena el estómago, lo que nos hará sentirnos llenos antes y por lo tanto comer menos cantidad, y una vez en el tracto intestinal reduce notablemente la absorción de azúcares y grasas. Por estas propiedades es recomendable para personas con sobrepeso u obesas a la hora de afrontar una dieta que no pueda saciarles.

Al aumentar el volumen de las heces favorece el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento y ayudando también en diarreas. Incluso contribuye a bajar los niveles de colesterol malo en sangre (el colesterol LDL)

Estas capsulas se tomarán media hora antes de cada comida, acompañándola de uno o dos vasos de agua, pues hay que beber mucha agua para que se infle. Si la dieta te produce mucha ansiedad puedes tomarla también en esos momentos de más hambre, para saciarla y cuando llegue la hora de comer no pasarse comiendo más de la cuenta.

Esta planta puede reducir la absorción de algunos medicamentos, por lo tanto no está recomendada si estás bajo medicación. Tampoco se recomienda a personas con estenosis o estrechamiento de esófago, del píloro o de los intestinos.

No hay comentarios

Dejar respuesta