La sal, importancia de reducirla en tu dieta

25

sal

Hoy día abusamos demasiado de la sal. Cada persona toma una media de diez gramos de sal al día, cuando la Organización Mundial de la Salud recomienda tomar sólo 5 gramos de sal diarios. Conoce los peligros de abusar de la sal y aprende a limitar el consumo de alimentos demasiado salados.

Entre los problemas que produce el consumo excesivo de sal se encuentran la retención de líquidos y enfermedades cardiovasculares tan comunes como la hipertensión.

Hipertensión arterial: provocada por el alto contenido de la sal de sodio, que propicia los problemas cardiovasculares y aumenta el riesgo de sufrir infartos.

Retención de líquidos: provoca un aumento de peso y sensación de cuerpo hinchado debido a esta retención excesiva de líquido que propicia la celulitis y la formación de tejido adiposo. Esta retención de líquido también hace que el corazón, el hígado y los riñones trabajen mucho más de lo normal.

Los alimentos que contienen más sal:

La mayoría de productos en los que se abusa de la sal son productos preparados o precocinados que compramos o que nos sirven en restaurantes y sobre todo en cadenas de comida rápida:

  • Embutidos: como las anchoas, el jamón, los chorizos, el pavo cocido, el salchichón, el fuet y los patés.
  • Quesos: en especial los curados, los manchegos y quesos frescos. Debemos optar siempre por las variedades bajas en sal.
  • Comidas preparadas: como los paquetes de patatas y aperitivos salados, o alimentos precocinados y congelados contienen demasiada sal añadida.
  • La comida rápida o “comida basura”: como las patatas fritas, hamburguesas o pizzas.

Cómo reducir el consumo de sal:

  • Si usas sal marina, al ser mucho más salada que la sal normal tienes que usar obligatoriamente menos cantidad.
  • Ópta por las sales bajas en sodio y productos bajos en sal.
  • Añade la sal a las comidas una sola vez: no añadir sal cuando se cocina y añadirla una vez preparado el plato, o al contrario, para no doblar la cantidad de sal de ese plato.
  • Conoce la cantidad de sal de los alimentos: Para conocer el contenido de sal de los alimentos debemos revisar las etiquetas de los productos, en la mayoría aparece como sodio, pero aunque la sal contiene sodio, no es lo mismo, por lo tanto el contenido real de sal será el doble de su contenido en sodio.

Los alimentos frescos son los que menos sodio contienen, por lo tanto opta siempre por los alimentos naturales para cocinar y evita los alimentos procesados y preparados.

Para aderezar siempre puedes utilizar como alternativa a la sal: limón, vinagre, aceite de oliva, especias, hierbas aromáticas o salsas naturales de tomate o yogur.

Si te apetecen algún día comida rápida como patatas fritas, pizza o hamburguesa, si las preparas en casa con productos frescos será sin duda muchísimo más sano que las que preparan en restaurantes y cadenas de comida rápida.

No hay comentarios

Dejar respuesta