La halitosis, causas y prevención

30

Halitosis

La halitosis es el término médico que da nombre al mal aliento, un trastorno muy común que padece casi la mitad de la población en alguna etapa de su vida por diversas razones. Básicamente el mal aliento lo producen las bacterias de la boca, responsables de la formación de placa bacteriana, que produce ácidos y compuestos sulfatados volátiles que provocan ese mal olor.

La causa más común del mal aliento es la mala higiene bucal, la cual facilita que aparezcan bacterias en nuestra boca y provoquen ese mal olor, pero también puede provocarse por una salivación escasa, pues la saliva se compone de agua, que tiene la función de mantener nuestra boca limpia además de lubricada.

Otros factores que provocan mal aliento son el consumo de tabaco, café o alcohol, alimentos como el ajo o la cebolla, o fármacos que tienen como efecto secundario la disminución de saliva provocando sequedad en la boca.

Una dieta pobre en hidratos de carbono también favorece la aparición de halitosis, pues el organismo al no tener estos nutrientes responsables de la produción de energía, se alimenta de las grasas. La combustión de las grasas hace que el cuerpo entre en un proceso de cetoacidosis, que incrementa la cetona en la sangre y la orina, y al eliminarlo el cuerpo produce ese mal olor.

También puede ser sintoma de enfermedades como insuficiencia renal crónica, diabetes, sinusitis, problemas gastrointestinales, alteraciones del hígado o infecciónes de pulmón.

Este problema puede ser agravado por el uso de dentaduras postizas, las caries, los empastes de mala calidad, roncar, tener llagas o infecciones en la boca, el tabaquismo y la boca seca o xerostomía.

Si padecemos de boca seca se aconseja beber agua con frecuencia, zumos cítricos, pues el ácido cítrico favorece la salivación, masticar chicles sin azúcar, y comer más ensaladas y menos alimentos secos y fibrosos como las carnes.

Para eliminar la halitosis tendremos que ir al origen del problema, empezaremos siempre por mejorar nuestra higiene bucodental, cepillando regularmente los dientes y lengua ayudándonos si es posible con hilo dental y colutorios para eliminar las máximas bacterias posibles cada vez que comamos, o simplemente cuando sintamos que podemos tener mal aliento.

Remedios naturales para la halitosis:

  • Tomar caramelos y chicles de menta sin azúcar.
  • Después de cada comida lavarse los dientes, y si no es posible, enjuagarse la boca con agua.
  • Masticar limón después de cada comida.
  • Tomar infusiones de hierbabuena, menta, eucalipto, tomillo, romero o salvia (o mascar directamente sus hojas).
  • Enjuagarse la boca varias veces al día con una infusión de perejil y clavo.

En el caso de que la halitosis la provoquen problemas intestinales se recomienda tomar infusiones de hinojo, anís, poleo menta o manzanilla, o masticar semillas de cardamomo tras las comidas.

Si pasas bastantes horas sin comer intentar tomar entre horas apio, zanahoria, o alguna fruta como una manzana, una naranja o mandarinas.

Evitar fumar y acude al dentista regularmente para revisar la aparición de caries. Reemplaza tu cepillo de dientes frecuentemente (cada mes o mes y medio).

No hay comentarios

Dejar respuesta