La dieta de la sopa

546

Dieta de la sopa

La dieta de la sopa es una de las más saciantes, digestivas y nutritivas, permitiéndonos adelgazar hasta 4 kilos en una semana. Se recomienda a personas enfermas o convalecientes, con problemas digestivos, ancianos o personas que no puedan masticar alimentos sólidos, personas con sobrepeso o que simplemente quieran perder unos kilos.

Las sopas nos ayudan a adelgazar porque nos aportan pocas calorías y muy poca grasa, nos hidratan y nos sacian. Es uno de los platos más depurativos que nos ayuda a limpiar el tracto digestivo, pues al prepararse hirviendo los ingredientes, se eliminan todos los microorganismos dañinos de los alimentos como las bacterias conservando sus sabores y aromas naturales.

Los alimentos líquidos se digieren más fácilmente en el estómago, beneficiándonos de todos las vitaminas y minerales que contienen las verduras, hortalizas y frutas que forman parte de esta dieta. Por lo tanto nos ayudan a realizar la digestión y nos aportan numerosos nutrientes antioxidantes que previenen la aparición de enfermedades degenerativas y cáncer.

Los alimentos prohibidos son el pan blanco (lo tomaremos integral), las bebidas gaseosas y/o azucaradas y el alcohol. Se permiten tomar arroz, patatas, verduras, hortalizas, carnes y pescados cocinados a la plancha, cocidos, al horno o al vapor. Ensaladas y todo tipo de frutas, zumos e infusiones siempre que no tengan azúcar (endulzaremos con edulcorantes).

Al ser una dieta pobre en calcio y hierro, podemos añadir a las sopas un puñado de berros para compensar sus carencia de calcio o sustituir los zumos por leche o yogur, pero aún así no se recomienda seguir esta dieta durante más de dos semanas.

DIETA DE LA SOPA

Día 1
  • DESAYUNO: un vaso de zumo de naranja y una manzana.
  • COMIDA: un plato de sopa de verduras y una ensalada de frutas (pera, manzana, kiwi y ciruela).
  • MERIENDA: un zumo de manzana y una fruta.
  • CENA: un plato de sopa de pescado y una fruta.
Día 2
  • DESAYUNO: un vaso de zumo de tomate y un café o té edulcorado.
  • COMIDA: un plato de sopa de pollo con fideos y una ensalada grande de lechuga con cebolla, tomate, atún y aceitunas aderezada con vinagre de manzana.
  • MERIENDA: un café o infusión edulcorada y una fruta.
  • CENA: un plato de sopa de pescado y un salteado de espárragos.
Día 3
  • DESAYUNO: un batido de plátano (batimos un plátano y leche) y un café o infusión edulcorada.
  • COMIDA: un plato de sopa de tomate y una ensalada. De postre una fruta.
  • MERIENDA: un café o infusión edulcorada y una fruta.
  • CENA: un plato de sopa de cebolla y una fruta.
Día 4
  • DESAYUNO: un vaso de zumo de zanahorias y un café o infusión edulcorada.
  • COMIDA: un plato de sopa de pollo con fideos y un puré de calabaza y zanahoria.
  • MERIENDA: un zumo y una fruta.
  • CENA: un plato de sopa de tomate, 200 gramos de carne a la plancha acompañado de espinacas cocidas o rehogadas.
Día 5
  • DESAYUNO: un vaso de zumo de naranja y una fruta.
  • COMIDA: un plato de sopa de pollo con arroz y una ensalada.
  • MERIENDA: un zumo y una fruta.
  • CENA: un plato de sopa de coliflor y unas gambas a la plancha.
Día 6
  • DESAYUNO: un vaso de zumo de naranja y una fruta.
  • COMIDA: un plato de sopa de tomate y un puré de calabaza, puerro y zanahoria.
  • MERIENDA: un café o té edulcorado y una fruta.
  • CENA: un plato de sopa de verduras y un plato de judías verdes.
Día 7
  • DESAYUNO: un batido de plátano y un café o té edulcorado.
  • COMIDA: un plato de sopa de coliflor y una ensalada.
  • MERIENDA: un zumo y una fruta.
  • CENA: un plato de crema de calabacín y una fruta.

No hay comentarios

Dejar respuesta