La dieta de la sopa: ventajas y limitaciones

La dieta de la sopa: ventajas y limitaciones

La dieta de la sopa: ventajas y limitaciones

La dieta de la sopa nació en realidad como un tipo de dieta muy particular para pacientes sometidos a cirugías cardiovasculares. Es cierto que es una dieta fue diseñada para bajar de peso, pero también es cierto que por lo general no es recomendada “saludable”, porque no se concibe como una manera saludable de bajar de peso.

Con el tiempo, la dieta de la sopa fue adoptada por muchas personas que tienen sobrepeso, porque pueden perder los kilos de más, con comer sólo vegetales. Pero lo ideal es buscar las variantes que añaden a la dieta alimentos que componen la sopa, como el yogur, la carne y el pescado.

La versión básica, sin embargo, sólo sugiere que el consumo de sopa de verduras como plato principal (casi) exclusivamente, brindando una amplia libertad en los ingredientes sazonadores. Y esta es una de las muchas limitaciones de la dieta, ya que la preparación de la sopa , en donde tampoco se puede utilizar como condimento el aceite, porque aporta gran cantidad de calorías.

Obviamente esto es una dieta que no se puede seguir por mucho tiempo, dada la falta de proteínas y carbohidratos, que son absolutamentes necesarios para el cuerpo. Si se mantiene durante un par de semanas, sin embargo, se logrará bajar de peso, pero puede volver a aumentarse rápidamente al dejarla, además de causar daños en la salud por la carencia de ciertos nutrientes esenciales.

En general se recomienda para individuos con sobrepeso, que requieren urgentemente un bajar de peso, y siempre seguido por un profesional, durante un período bien definido de tiempo. Excepto en estos casos, lo ideal es bajar de peso con una dieta sana y equilibrada, que cree un hábito alimenticio saludable.

Deja un comentario