Kebab casero, dietético y light, ¡no te lo pierdas!

134

Hoy buscamos una comida sana, muy buena para para todos los paladares, personalizable y que se adapte a tus necesidades. Inspirado en la comida rápida, el kebab casero tiene cada día más éxito en las dietas y como receta light.

Si hay una comida rápida que ha cobrado un gran auge durante los últimos años tanto en España como en buena parte de América, es el Döner Kebab. Simplemente conocido como kebab, estamos ante un rollo, pan abierto, o como quieras llamarlo repleto de verduras y hortalizas, combinadas con diversas carnes y que en conjunto, ofrecen un sabor único e inigualable.

Un buen kebab casero tiene como ingrediente principal un gran número de verduras y hortalizas, donde toman especial protagonismo la lechuga y la cebolla, además de otros como el tomate, maíz, remolacha… Junto a queso añadido al gusto, se presenta un segundo ingrediente principal, la carne o el pescado. Puede seleccionar entre pollo troceado, atún de lata bien picado… en general, cualquier carne o pescado sin salsa y algo seco es perfecto para el interior de un buen kebab casero. Como salsa puedes añadir levemente salsa de yogur, o ketchup light.

Para que un kebab de estas características cumpla a la perfección los términos light y dietético, nosotros recomendamos utilizar pan de pita o rollito hecho íntegramente con harina integral, dejando las harinas blancas a un lado. Es algo más difícil encontrar estos panes frente a las clásicas pitas de pan blanco, pero el resultado es importante y desde luego, merece la pena. Recuerda que el pan integral contiene un índice glucémico muy inferior respecto al pan blanco.

Receta: Comida rápida con pan de pita

No hay comentarios

Dejar respuesta