Domingo , 26 octubre 2014

Hipotensión: cuando baja la presión arterial


hipotension

Cuando nos baja la tensión es señal de que la fuerza o presión de la sangre no es suficiente para que la sangre corra con la rapidez que lo hace normalmente, a esto se le llama hipotensión.

Al tomar la presión arterial nos debe de dar unos niveles normales de 120/80 mm Hg, pero cuando el número más bajo(presión diástola) es bastante menor de 80 es cuando aparecen los síntomas típicos de la baja presión arterial. Conoce los síntomas de la hipotensión y las principales causas y remedios para aprender a combatirla.

Los síntomas cuando baja la presión arterial suelen ser mareos, palidez, cansancio, nauseas, ahogo, palpitaciones, dolor de cabeza, inestabilidad e incluso vértigo, vómitos o desmayos. Esto se debe a que la sangre al no correr con la fluidez adecuada no llega de forma tan inmediata a los órganos y estos pierden eficacia.

Principales causas de la hipotensión
  • Calor: al subir las temperaturas es normal que los vasos sanguíneos se dilaten con el calor y al ensancharse la sangre pierde fuerza para circular normalmente. Por ello se debe evitar exponerse demasiado tiempo al sol durante las horas centrales del día cuando la temperatura sea elevada, ya que la presión arterial puede bajar de repente.
  • Medicación: la medicación que toman las personas hipertensas para regular la tensión a veces tiene más efecto del esperado y produce bajadas de tensión repentinas. Los medicamentos para el corazón son vasodilatadores para mejorar la circulación y también pueden provocar un descenso de la presión sanguínea sobre todo al levantarse. También los fármacos de quimioterapia, antidepresivos, ansiolíticos y analgésicos narcóticos suelen tener estos efectos secundarios.
  • Diuréticos: los suplementos o medicamentos diuréticos hacen que eliminemos mucho más sodio con la orina y baje la tensión.
  • Deshidratación: la sangre contiene mucha agua y al deshidratarnos ese líquido que se pierde hace que el volumen de la sangre disminuya, por lo que tendrán más espacio para correr y la presión sanguínea disminuye.
  • Comidas abundantes: Cuando comemos la sangre se mueve hacia los intestinos para ayudar a digerir los alimentos, dejando al resto del organismo con menos sangre circulando, es por eso que mientras hacemos la digestión nos da somnolencia  y si comemos en abundancia puede bajarnos la tensión.
  • Enfermedades: puede ser sintomas de enfermedades como la anemia o la diabetes, y suele aparecer en casos de shok, síncope, arritmias o insuficiencia cardiaca.
 Para evitar las bajadas de tensión

Beber 2 litros de agua al día para evitar la deshidratación, evitar las comidas copiosas y exponerse al sol en las horas centrales del día en verano y especialmente en las olas de calor.

Si te baja la tensión pon las piernas en alto para ayudar que la sangre llegue más fácilmente al corazón, lo que sube la presión arterial.

Tomar té, chocolate o regaliz  ayuda a subir la tensión y evita los desmayos.

Remedio natural: un remedio tradicional que se ha usado desde siempre es colocar un poco de sal debajo de la lengua para subir la tensión.

Acerca de María del Mar López

Soy apasionada del fitness y del culturismo. Desde pequeña, me fascinaba el Sr. Arnold Schwarzenegger,

Deja un Comentario

Scroll To Top