Evitar las digestiones pesadas

113

Digestiones pesadas

Las digestiones pesadas hacen que nuestra digestión dure más de lo normal, por lo que los alimentos pueden fermentar y producirnos irritaciones gastrointestinales como dolores, ardores, gases, náuseas. Además, no ingerimos correctamente los nutrientes.

Estas malas digestiones suelen producirse principalmente por los atracones, alimentos que nos sienten mal o que nos produzcan gases o comer demasiado deprisa entre otras causas. Aprende a evitar las digestiones pesadas con estos útiles consejos:

Causas de las digestiones pesadas

  • Comer demasiado: comer en exceso provoca digestiones demasiado difíciles y lentas, por lo que se recomienda más veces pero menos cantidad de comida.
  • Masticar poco: si comemos deprisa masticamos mal los alimentos haciendo que no lleguen bien triturados al estómago, que tardará mucho más en digerirlos y nuestras digestiones por lo tanto serán mucho más lentas y pesadas.
  • Comer en estados nerviosos: si comemos en algún estado de estrés, ansiedad, nerviosismo, ira o malestar también afecta a nuestra digestión, haciendo que las enzimas digestivas actúen de forma más lenta y se retrase demasiado la digestión.
  • Tomar bebidas demasiado frías: la digestión se realiza a unos 37º, por lo que si le añadimos al estómago bebidas muy frías tiene que contrarrestar la temperatura, por lo que realiza un gran esfuerzo, alterando la circulación y retrasando la digestión.
  • Beber demasiado líquido durante las comidas: puede ralentizar las digestiones ya que disuelve los ácidos y enzimas que intervienen en la descomposición de los alimentos, lo que interrumpe drásticamente el proceso de digestión.
  • Cenar antes de dormir: debemos comer al menos 2 horas antes de acostarnos, si nos acostamos justo después de comer haremos la digestión cuando el cuerpo está en estado de reposo, es decir, tumbados y con el metabolismo ralentizado, por lo que la digestión será demasiado lenta y dificultosa.

Consejos para evitar las digestiones pesadas

  • Elegir alimentos frescos y naturales: evitaremos las especias o salsas fuertes, los alimentos demasiado condimentados, picantes, fritos, rebozados, precocinados o procesados.
  • Limitar los alimentos con demasiadas grasas y azúcares
  • Comer con tranquilidad: sin prisas, tomándonos nuestro tiempo para masticar de forma correcta, sin preocuparnos ni discutir durante las comidas.
  • Tomar infusiones digestivas: tras las comidas que nos ayuden a realizar la digestión.
  • Beber líquido entre horas: en lugar de limitar las bebidas para la hora de comer.
  • Se recomienda añadir alimentos ricos en proteínas en nuestros platos, ya que estimulan la producción del ácido clorhídrico que actúa durante las digestiones.

Remedios naturales para las digestiones pesadas que se toman tras las comidas

  • Infusiones digestivas: manzanilla, hinojo, tomillo, canela o cilantro.
  • Un vaso de zumo de limón y bicarbonato diluido con un poco de agua.
  • Un vaso de agua con miel y dos cucharadas de vinagre de sidra.
  • Masticar semillas de hinojo.
  • Comer un plátano maduro, pues se considera un antiácido natural que alivia la inflamación estomacal.

No hay comentarios

Dejar respuesta