El aquagym, fitness bajo el agua

116

aquagym

El aquagym es una modalidad de fitness acuático que se realiza en piscinas donde se hace pie, hoy día es una clase que ofrecen casi todos los gimnasios con piscina y es una manera muy fácil y divertida de mantenerse en forma.

Durante la clase de aquagym se realizan al ritmo de la música movimientos similares a los que se realizan durante una sesión de aerobic, pero al hacerlos en el agua el esfuerzo será mayor, quemando más calorías y entrenando fuerza a la vez que hacemos ejercicio aeróbico, lo que nos permite adelgazar a la vez que tonificamos y eliminamos la flacidez.

Además de ayudarnos a mantenernos en forma, el aquagym se ha demostrado que ayuda en la rehabilitación de personas con lesiones óseas y musculares, por lo que también se recomienda practicarlo a personas mayores por sus beneficios para mantener los huesos sanos y una musculatura fuerte.

Los ejercicios en el agua son menos lesivos por su menor impacto para los huesos, articulaciones y músculos, reduciéndose el riesgo de lesiones.

Entre sus múltiples beneficios para la salud, ayuda a mejorar la capacidad cardiopulmonar, la flexibilidad, la agilidad y coordinación, la fuerza y la resistencia muscular, además de ayudarnos a mantener el equilibrio, conseguir una buena postura, liberar estrés y conciliar mejor el sueño.

Una sesión de aquagym contiene cinco fases de ejercicios:

  • Estiramientos: se realizan en el bordillo una serie de estiramientos para prevenir las lesiones musculares.
  • Activación: un calentamiento para ir cogiendo temperatura en músculos, articulaciones y tendones, además de aumentar la frecuencia cardiopulmonar.
  • Ejercicios aeróbicos: la fase en la que realizaremos ejercicios de menor a mayor intensidad, primero flotando en el agua, luego apoyados con los pies en el fondo de la piscina, o movimientos de más impacto en los que realizamos saltos impulsándonos con los pies para sacar parte del cuerpo fuera del agua.
  • Recuperación: fase de enfriamiento en la que bajaremos la frecuencia cardíaca aminorando progresivamente la intensidad de los movimientos.
  • Estiramientos: fase de relajación con música tranquila en la que volvemos a estirar los músculos tras el intenso ejercicio.

Cuando empieza a hacer calor es una de las formas más refrescantes de hacer ejercicio y que suele gustar a todo el mundo, incluso ya se realiza en muchas comunidades de vecinos con piscina.

No hay comentarios

Dejar respuesta