Jueves , 24 abril 2014

Ejercicios para ganar masa muscular: Remo con barra


Muchas veces elaboramos extensas y largas rutinas de entrenamiento, complicados entrenos donde hay superseries, biseries, triseries… todo ello en búsqueda de un único objetivo: ganar masa muscular. Ya sea buscando aumentar tamaño o aumentar fuerza, hay muchos ejercicios que no podemos pasar por alto. El Remo con barra, es uno de ellos.

Como ya te hemos contado en anteriores ocasiones, el Remo con barra es junto con el Peso Muerto, el ejercicio más básico y eficaz para la espalda y todo el torso, además de uno de los más duros. Más que las dominadas y por supuesto, mucho más que cualquier tipo de jalón. Dominarlo no es fácil y requiere mucha técnica, pero cuando se aprende y se domina en cada una de sus variantes, los brazos, el tronco abdominal y toda la espalda comienza a crecer… y nunca se detiene. El éxito está asegurado con este ejercicio.

En este artículo te explicamos qué partes del cuerpo trabaja el Remo con barra, y sobre todo, hasta dónde puedes aprovecharlo. Sólo te adelantamos que es mejor constructor de biceps que cualquier Curl con barra o con mancuernas.

El Remo con barra es un ejercicio que trabaja la espalda, principalmente los romboides (los músculos centrales de la espalda), y en menor medida aunque también de forma intensa, los dorsales. Los músculos complementarios que ayudan a la estabilización del ejercicio son los lumbares y el tren abdominal, mientras que dependiendo del agarre, el triceps o el biceps tienen también un importante papel, ya que son los ganchos principales del torso para empujar y dejar caer la barra. Los antebrazos también trabajan muy intensamente. Como verás, reclama prácticamente todo el torso y cada uno delos grupos musculares para diferentes tareas, todo se conecta y todos los músculos pasan a estar en sintonía para realizar correctamente un ejercicio muy básico.

Uno de los beneficios más contundentes que ofrece este ejercicio es que permite un gran abanico de opciones, agarres, y formas de hacerlo. Con barra ya te explicamos las cuatro formas básicas: inclinado, 90 grados, pendlay o en punta. Con mancuerna las posibilidades se abren aún más, ya que puedes trabajar cada parte de forma independiente y de esta manera, permitir una mayor especialización y concentración en el ejercicio. Todas las variantes son buenas, siempre y cuando sea remo libre y no en poleas, ya que en este caso, pasa a ser un ejercicio complementario.

Además de generar una gran hipertrofia (crecimiento muscular) en los romboides, también hará que te crezcan los brazos. Si el agarre es con las palmas mirándose entre ellas trabajarás más el biceps, y si es con las palmas mirando hacia abajo, el triceps trabajará mucho más. Sea como sea, el Remo con barra es una gran ayuda para reforzar el crecimiento de los brazos, ya que los recluta en su totalidad y mueven mucho más peso que en cualquier Curl con Barra o Press Francés.

Te recomendamos que para poder realizar este ejercicio correctamente, aprendas la técnica y sea la variante que sea, tengas siempre la espalda recta y los hombros retraídos. Si haces una rutina de cuerpo completo, intenta que el Remo con barra sea el día alterno al Peso Muerto, así podrás rendir al máximo en los dos.

Acerca de María del Mar López

Soy apasionada del fitness y del culturismo. Desde pequeña, me fascinaba el Sr. Arnold Schwarzenegger,

Deja un Comentario

Scroll To Top