Ejercicios básicos de iniciación al pilates

881

Estos ejercicios de pilates son básicos y muy fáciles de hacer, perfectos para practicar en cualquier lugar. Sólo necesitas tu colchoneta y ropa cómoda para poder iniciarte en este deporte.

Primer ejercicio:

Para comenzar a calentar, sitúate boca arriba en la colchoneta y levanta las piernas. Mientras las mantienes en alto, mueve los brazos hacia arriba y hacia abajo durante tres minutos con la espalda bien apoyada en el suelo y contrayendo los glúteos.

Segundo ejercicio:

Acostada levanta ligeramente una pierna para que no se apoye en el suelo, levanta la pierna contraria hacia arriba hasta que puedas agarrártela con las dos manos y aguanta en la postura otros tres minutos a la vez que contraemos los abdominales y los glúteos.

Tercer ejercicio:

Tumbada boca arriba, levanta una pierna ligeramente hasta que no se apoye en el suelo, mientras flexionas la pierna contraria y acercas la rodilla hacia el pecho, agarrando la pierna con las manos para aguantar así tres minutos a la par que contraemos abdominales y glúteos.

Cuarto ejercicio:

Siéntate en la colchoneta y según agarras los tobillos entre tus manos, balanecéate hacia delante y hacia atrás durante tres minutos. Este ejercicio libera la espalda de tensiones a la vez que la masajeas.

Quinto ejercicio:

Túmbate boca abajo en la colchoneta y apoyando las manos a la altura del pecho, levanta tu propio cuerpo hasta que la barriga no toque el suelo. A continuación, elévate extendiendo los brazos al máximo manteniendo en todo momento la cabeza levemente elevada. Realiza de cinco a diez repeticiones de este ejercicio.

Sexto ejercicio:

Tumbada boca arriba apoyando bien la nuca, espalda y cadera, eleva las piernas hasta que formen un ángulo recto de 90 grados con tu espalda a la vez que estirazas los brazos hacia atrás, y posteriormente hacia delante hasta que alcancen la altura de tus rodillas. Realiza de cinco a diez repeticiones de este ejercicio.

Para que estos ejercicios den resultado recuerda controlar tu respiración en cada uno de ellos. Para aguantar el tiempo necesario en cada postura necesitaremos también muchísima concentración, por ello, asegúrate de practicarlos en un lugar tranquilo y acompañando los ejercicios con música relajante, que te ayude a entrenar tu mente a la vez que tonificas tus músculos.

No hay comentarios

Dejar respuesta