Bizcocho casero y esponjoso de yogur… ¡y dietético!

2015

Hoy te traemos una receta fácil y sencilla para que puedas preparar un bizcocho casero y esponjoso, con un alto toque de yogur, y además, un bizcocho dietético. Gracias a basar nuestra receta en el yogur, tendremos amplias posibilidades para que puedas darle una variedad muy diversa de sabores a la hora de preparar el bizcocho. Fresa, limón, galleta…

Como seguramente sabrás, en LibroDieta tratamos de ofrecer las recetas de la forma lo más sana, ligera y “light” posible, por lo que evitaremos el uso intensivo de azúcar o mantequilla. ¡No te lo pierdas!

Para preparar el bizcocho casero y esponjoso de yogur, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 150 o 200 gramos de harina de trigo integral. También puedes utilizar harina de avena.
  • 5 o 6 huevos enteros -o en su lugar, 3 huevos y 3 claras-.
  • 4 yogures del sabor que tú quieras. Natural, limón, fresa o frambuesa son los que te recomendamos.
  • 3/4 de un paquete de levadura.
  • Varias cucharadas de miel.
  • Una cucharadita de edulcorante líquido.
  • 2 plátanos (opcional).
  • Nueces o avellanas.

La preparación es muy sencilla. Mezclamos la harina -si lo deseas, puedes combinar tanto la harina de trigo, como la harina de avena- con los huevos y las claras. Una vez mezclado todo añadimos los yogures, la levadura, la miel y los plátanos picados. Todo deberá quedar hecho una pasta uniforme.

Estando ya toda la masa preparada y en el molde, dependiendo de la altura del molde en sí y de la temperatura de cocción, deberás añadir antes o más tarde las nueces. Si es un molde alto, sería recomendable que añades los frutos secos a los quince o veinte minutos de cocción. La temperatura óptima es de unos 180 o 190 grados durante algo menos de una hora, dependiendo del horno. El bizcocho estará listo cuando el cuchillo salga limpio una vez lo introduzcas hasta el fondo del molde.

Si quieres que salga aún más esponjoso, puedes añadir bicarbonato para que funcione como gasificante, en lugar de tener que recurrir a aún más levadura. Este bizccocho casero remarca por ser muy esponjoso, tener un tacto a yogur increíble y sobre todo, por ser absolutamente dietético. Ideal para tomar a cualquier hora del día.

No hay comentarios

Dejar respuesta