Bayas de Goji

Las bayas del Goji son frutas rojas desecadas del tamaño de una pasa, proceden del arbusto Lycium Barbarum, que crece en unas condiciones climáticas extremas a más de 4.000 metros de altura, en las montañas del Himalaya.

Sus beneficios para la salud no se han descubierto recientemente, pues los  habitantes de los poblados del Himalaya (Bután, China, Nepal, y la India) se conocen por ser los más longevos y saludables,  ya que su uso tanto alimentario como preventivo era muy común en la medicina tradicional.

Los asiaticos siempre las han consumido regularmente, incluyéndolas en muchas de sus recetas como ensaladas, sopas, cremas, y zumos, encontrándose hoy día hasta en cápsulas. Añade a tus comidas estas bayas tibetanas para darles un sabor afrutado y disfrutar de todos sus beneficios ya conocidos para la salud.

Se considera un alimento muy completo, pues entre sus numerosos nutrientes esenciales encontramos: hidratos de carbono, proteínas, fibra, vitaminas, ácidos grasos omega 3 y omega 6, 21 oligoelementos, 18 aminoácidos, 8 polisacáridos, 6 monosacáridos, antioxidantes como los carotenoides, betasitosterol, luteína, zeaxantina, fisalina, ciperona, betaína, solavetivona, superóxido dismutasa, fenilpropanoides, y minerales como el  calcio, potasio, hierro, cromo, níquel, cobre, manganeso, cobalto, fósforo y germanio.

Todos estos nutrientes tienen propiedades energizantes y antioxidantes que neutralizan los radicales libres, siendo especialmente recomendadas para deportistas, ancianos y gente enferma (bajo tratamientos de quimioterapia por ejemplo), ya que está probado que nos energiza, disminuyen la fatiga, y nos ayudan a combatir el estrés, resfriados y enfermedades cardiovasculares.

Su alto nivel de omegas, esteroles y polisacáridos reduce el colesterol y controla la hipertensión arterial, además de desinflamar la próstata, proteger nuestra visión y nuestro sistema inmunológico.

Los polisacáridos de las bayas del Goji equilibran los niveles de glucosa o azúcar en sangre, ayudándo en casos de diabetes y síndrome metabólico.

Es recomendable en dietas ya que nos ayuda a perder peso al regular nuestros niveles de glucosa, pues sentiremos menos ansiedad por comer y quemaremos más grasas.

Deja un comentario